Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tendencias

Cadena de frío: principales tendencias 2024 para el almacenamiento de alimentos

Emergentcold
diciembre 21, 2023

Compartir

A medida que navegamos por un escenario en constante evolución en la logística y el almacenamiento de alimentos refrigerados en Latinoamérica, el año de 2024 trae una serie de tendencias y transformaciones. Sigue algunos de los cambios cruciales que están dando forma a nuestra industria, desde la integración de soluciones sofisticadas en mercados clave como Brasil y México hasta la adopción de la automatización y la sostenibilidad.

Estamos al borde de una revolución, no solo adaptándonos a los cambios, sino también moldeando activamente el futuro de la logística y el almacenamiento de alimentos refrigerados en Latinoamérica con innovación, eficiencia y un profundo compromiso con la responsabilidad ambiental.

A medida que navegamos por un escenario en constante evolución en la logística y el almacenamiento de alimentos refrigerados en Latinoamérica, el año de 2024 trae una serie de tendencias y transformaciones. Sigue algunos de los cambios cruciales que están dando forma a nuestra industria, desde la integración de soluciones sofisticadas en mercados clave como Brasil y México hasta la adopción de la automatización y la sostenibilidad.

Estamos al borde de una revolución, no solo adaptándonos a los cambios, sino también moldeando activamente el futuro de la logística y el almacenamiento de alimentos refrigerados en Latinoamérica con innovación, eficiencia y un profundo compromiso con la responsabilidad ambiental.

Normalización de los stocks y regreso a los niveles prepandémicos

Las empresas del sector alimentario están cerca de encontrar su equilibrio con respecto a los niveles de stock. La incertidumbre que vimos durante la pandemia se está desvaneciendo. Los negocios se dirigen hacia la estabilidad, lo que devuelve los stocks a un estado consistente.


Este cambio es crucial. No solo estamos hablando de tener suficiente stock a mano. Se trata de previsibilidad y confiabilidad en la cadena de suministro. Las empresas pueden planificar mejor, hacer predicciones con mayor precisión y evitar el pánico de stocks excesivos o insuficientes.


Estamos entrando en una era en la que los altibajos en los niveles de stock se están convirtiendo en cosa del pasado. Se trata de mantener niveles de stock estables y manejables que estén alineados con las necesidades reales del mercado. Por un lado, podemos observar una menor ocupación en algunas instalaciones, mayor rotación y una reanudación de los niveles de stock a un nivel más normal. Para nosotros en la logística de la cadena de frío, esto se traduce en una asignación de recursos más inteligente, una mejor utilización del espacio y clientes más satisfechos.

Sostenibilidad: un enfoque integral

Las discusiones sobre la sostenibilidad en la cadena de frío están cambiando significativamente, yendo más allá de la eficiencia energética para adoptar criterios más amplios. En el contexto de la COP28, lo que está dando forma a nuestra industria es el ajuste de las temperaturas de almacenamiento en frío, de -18ºC a -15ºC. Este cambio, aunque parece pequeño, puede generar importantes ahorros de energía y garantizar que los productos permanezcan perfectamente congelados.


La urgencia en reducir los gases que atacan la capa de ozono también está aumentando. Cada vez más, las empresas están siendo impulsadas, a veces por la demanda de los clientes, a reemplazar los sistemas de refrigeración más antiguos con opciones más ecológicas como el CO2 y el amoníaco.


Además, estamos enfocados en reducir el consumo de agua. Todos los esfuerzos para conservar este recurso vital reflejan nuestro compromiso con la sostenibilidad. En algunos de los edificios de Emergent Cold Latam, estamos invirtiendo en un sistema de refrigeración avanzado que no utiliza agua en los condensadores y, al mismo tiempo, es eficiente en términos de energía.


La circularidad se está transformando, pasando de un concepto a una práctica concreta. El sector logístico de la cadena de frío implica mejorar la reutilización de materiales como palés y aumentar los esfuerzos de reciclaje de cajas de cartón. En Emergent Cold LatAm, vamos más allá, ofreciendo servicios que estén alineados con los objetivos de sostenibilidad de nuestros clientes, como la recolección del aceite de cocina usado en los restaurantes.


A medida que los desafíos de la desigualdad social crecen en todo el mundo, la importancia de reducir el desperdicio de alimentos se vuelve aún más evidente. Al mejorar la gestión de los recursos y reducir el desperdicio, estamos abordando las preocupaciones ambientales y contribuyendo a la lucha contra la desigualdad social. Este enfoque integral de la sostenibilidad es el futuro de nuestra industria, combinando acciones prácticas con un compromiso con la responsabilidad social.

Uso de Inteligencia Artificial (IA)

Adoptar la IA en la gestión de la cadena de suministro es un cambio de estrategia, no solo una tendencia pasajera. Ella está revolucionando la forma en que manejamos las operaciones, aportando niveles de calidad y consistencia que antes eran inalcanzables. La IA proporciona información predictiva esencial para optimizar las operaciones del almacén, especialmente en el almacenamiento en frío.

En el almacenamiento en frío, el papel de la IA en la gestión de almacenes es vital. No se trata solo de mantener las cosas organizadas; se trata de pronósticos más inteligentes y un mejor control del stock. La IA nos ayuda a comprender y a adaptarnos a los perfiles cambiantes de los productos, asegurando que aprovechemos al máximo el espacio de nuestro almacén. Esto no se trata solo de apilar cajas; se trata de la optimización dinámica del espacio. El impacto de la IA en la productividad y la precisión es profundo.

Todos sabemos que las imprecisiones pueden conducir a paralizaciones, creando acumulaciones que nadie quiere. La IA nos ayuda a mantener el rumbo al reducir estos costosos errores. También está la cuestión de la seguridad, una prioridad máxima en cualquier operación de almacenamiento. La IA ayuda a optimizar los diseños de las instalaciones, creando más espacio de almacenamiento y áreas de movimiento más seguras. Esto no se trata solo de eficiencia; se trata de garantizar el bienestar de nuestros empleados y el manejo seguro de los productos.

La IA también juega un papel crucial en la reducción de los costos de mano de obra, tanto directos como indirectos. Los sistemas de almacenamiento inteligentes monitorean los indicadores de rendimiento, proporcionando datos que pueden conducir a mejoras en los procesos. Se trata de ajustar nuestras operaciones para lograr la máxima eficiencia.

Otros beneficios de la IA en nuestra industria incluyen el mantenimiento predictivo, que nos ayuda a predecir y a prevenir fallas en los equipos, y medidas de seguridad mejoradas. Todos estos factores se unen para crear una operación de almacenamiento en frío más inteligente, eficiente y segura. La IA no es solo una herramienta; es el futuro de cómo gestionamos nuestra cadena de suministro, y estamos totalmente comprometidos a aprovechar su potencial al máximo.

La urgencia en reducir los gases que atacan la capa de ozono también está aumentando. Cada vez más, las empresas están siendo impulsadas, a veces por la demanda de los clientes, a reemplazar los sistemas de refrigeración más antiguos con opciones más ecológicas como el CO2 y el amoníaco.

Además, estamos enfocados en reducir el consumo de agua. Todos los esfuerzos para conservar este recurso vital reflejan nuestro compromiso con la sostenibilidad. En algunos de los edificios de Emergent Cold Latam, estamos invirtiendo en un sistema de refrigeración avanzado que no utiliza agua en los condensadores y, al mismo tiempo, es eficiente en términos de energía.

La circularidad se está transformando, pasando de un concepto a una práctica concreta. El sector logístico de la cadena de frío implica mejorar la reutilización de materiales como palés y aumentar los esfuerzos de reciclaje de cajas de cartón. En Emergent Cold LatAm, vamos más allá, ofreciendo servicios que estén alineados con los objetivos de sostenibilidad de nuestros clientes, como la recolección del aceite de cocina usado en los restaurantes.

A medida que los desafíos de la desigualdad social crecen en todo el mundo, la importancia de reducir el desperdicio de alimentos se vuelve aún más evidente. Al mejorar la gestión de los recursos y reducir el desperdicio, estamos abordando las preocupaciones ambientales y contribuyendo a la lucha contra la desigualdad social. Este enfoque integral de la sostenibilidad es el futuro de nuestra industria, combinando acciones prácticas con un compromiso con la responsabilidad social.

Integración: demanda de soluciones integrales

De cara al futuro, existe una clara necesidad de soluciones de almacenamiento en frío mejor conectadas. Esto va más allá de una tendencia – es un gran transformador, especialmente en nuestra región. Los clientes no solo buscan almacenamiento; quieren el paquete completo, incluidos los servicios de transporte y muchos servicios de valor agregado que un socio de 3PL puede ofrecer.


Además, los clientes quieren datos y muchos de ellos. Necesitan tomar decisiones inteligentes sobre sus stocks. Por lo tanto, integrar el Intercambio Electrónico de Datos (EDI) con sus sistemas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP) y nuestro Sistema de Gestión de Almacenes (WMS) y el Sistema de Gestión de Transporte (TMS) es crucial. Se trata de darles el poder de controlar su stock con confianza.


En Emergent Cold LatAm, estamos en eso. Estamos haciendo que nuestro sistema de TI sea uniforme en todos los aspectos. Esto significa que nuestros clientes obtienen visibilidad completa a través de un portal dedicado. Estamos hablando de un sistema que lo conecta todo – una vista completa que hace que las operaciones sean más fluidas y se reduzcan los costos. Eso es lo que representa nuestra era de eficiencia.

Instalaciones cercanas a la industria alimentaria

La búsqueda de instalaciones cercanas a la industria alimentaria realmente está sacudiendo el sector en Latinoamérica. Estamos viendo que esto se convierte en una gran realidad, especialmente en México y algunos países de Centroamérica. ¿Qué significa eso para nosotros? Existe una creciente demanda de soluciones integrales de almacenamiento en frío. Esto es crucial no solo para los mercados locales en auge, sino también como un componente clave en las estrategias de exportación.


A medida que las plantas de producción de alimentos se trasladan a estas regiones, la dinámica está cambiando. No se trata solo de almacenar productos. Se trata de proporcionar un conjunto completo de servicios que satisfagan las complejidades de estos nuevos mercados. El impacto es especialmente significativo en áreas fronterizas como Estados Unidos/México. Allí, la demanda de soluciones integradas está aumentando rápidamente.


Estamos hablando de la necesidad de una coordinación perfecta entre el almacenamiento, el transporte y los servicios logísticos. Se trata de crear un flujo eficiente de mercancías a través de las fronteras, satisfaciendo las crecientes demandas de los mercados nacionales e internacionales. Este cambio es una gran oportunidad para mostrar lo que podemos hacer en términos de ofrecer soluciones integradas de cadena de frío de alta calidad.

Automatización para satisfacer las demandas urbanas

A medida que avanzamos hacia 2024, la urbanización nos empuja hacia un enfoque más estratégico con la automatización. En áreas densamente pobladas, los sofisticados sistemas de selección de pedidos y almacenamiento se vuelven esenciales. No son solo una adición sofisticada; son cruciales para optimizar el espacio y la funcionalidad en estos centros urbanos.


En algunas localidades donde el costo de la tierra es considerablemente alto, el movimiento inteligente es invertir en almacenes automatizados. Tomemos nuestra reciente inversión en Chile, por ejemplo. Hemos establecido un almacén con 10.000 posiciones de palés usando carretillas elevadoras, y ahora estamos agregando otras 25.000 posiciones de palés. Esto no es solo crecimiento, es expansión estratégica.


El comercio electrónico también juega un papel importante aquí. Los clientes están cambiando a la venta directa al consumidor. Tener almacenes cerca de los centros urbanos no solo es conveniente; sino que es fundamental para una distribución eficiente.


En resumen, el paisaje urbano de 2024 está dictando una nueva dirección para las instalaciones de almacenamiento en frío. Estamos respondiendo con soluciones automatizadas y construyendo estratégicamente almacenes en lugares donde podemos satisfacer las demandas de un mercado en rápida evolución, impulsado en parte por una cadena de suministro más compleja. Este es el futuro del almacenamiento refrigerado urbano – automatizado, eficiente y más cercano que nunca al consumidor.

Búsqueda de socios confiables

Las empresas se están volviendo más juiciosas en sus asociaciones, especialmente cuando se trata del almacenamiento en frío. Ellas están buscando proveedores que ofrezcan más que solo espacio, priorizando a aquellos que se adhieren a altos estándares como el HACCP. Esta tendencia tiene como objetivo garantizar el control de costos, el cumplimiento normativo y la responsabilidad ambiental. Como respuesta, estamos invirtiendo en nuevas instalaciones y modernizando las existentes para cumplir con estas altas expectativas. Además, hay una tendencia creciente, especialmente en Latinoamérica, a externalizar las necesidades de almacenamiento.

Este cambio, que ya prevalecía en los Estados Unidos hace unos 30 años, ahora está ganando terreno en Latinoamérica. Las empresas se están dando cuenta de los beneficios de las soluciones integrales de cadena de frío que vienen con altos estándares de servicio. Al subcontratar, ellas están aprovechando el conocimiento experto, las instalaciones avanzadas y una gama completa de servicios que van más allá del simple almacenamiento.

Este cambio hacia la subcontratación refleja un mercado maduro en Latinoamérica. Los clientes son cada vez más conscientes del valor de asociarse con expertos que ofrecen un paquete completo – que abarca desde el almacenamiento y la manipulación hasta el transporte y la logística. No se trata solo de transferir responsabilidades; se trata de interactuar con socios que pueden mejorar la eficiencia general, garantizar el cumplimiento y respaldar los compromisos ambientales.

Además, las dinámicas cambiantes del mercado, incluido el aumento de la variedad de productos, un cambio del consumidor hacia productos frescos en lugar de enlatados, la accesibilidad a soluciones de TI avanzadas y la reducción del costo de la automatización, están remodelando el panorama del almacenamiento en frío. Nos estamos adaptando a estos cambios, no solo almacenando productos, sino ofreciendo soluciones dinámicas y receptivas para la cadena de frío.

Esta es la nueva era del almacenamiento en frío en Latinoamérica – una en la que las empresas buscan asociaciones que ofrezcan una gestión de la cadena de frío receptiva, responsable e integral, que vaya más allá del almacenamiento tradicional para abarcar una amplia gama de servicios de alta calidad.

Inversiones especulativas en centros urbanos

Hay un aumento notable en las inversiones especulativas en el sector de almacenamiento en frío, que es crucial para la logística de alimentos y se encuentra predominantemente en grandes centros urbanos. Sin embargo, es importante destacar que este sector generalmente no es ideal para inversiones especulativas debido a los altos costos y las demandas específicas del mercado para la logística de alimentos perecederos bajo temperaturas controladas.

La construcción de una instalación de almacenamiento en frío puede costar aproximadamente tres veces más que la construcción de un almacén seco. Esta importante diferencia de costos se debe a la necesidad de un aislamiento avanzado, especialmente en el suelo, sistemas de enfriamiento especializados y diseños complejos para mantener diferentes zonas de temperatura, todo lo cual es crucial para preservar la calidad y la seguridad de los productos perecederos.

A pesar de que estos centros urbanos sean atractivos debido a la alta demanda y a la densa población, los inversores potenciales deben proceder con precaución. La alta inversión inicial y la necesidad de experiencia en el manejo de productos perecederos a temperaturas controladas hacen que este mercado sea un desafío para aquellos que buscan retornos más seguros y predecibles. Dados los costos iniciales sustanciales, el mercado de almacenamiento en frío requiere una comprensión profunda de sus desafíos operativos únicos y un compromiso a largo plazo.

¿Qué te han parecido estas tendencias para 2024? Ellas dejan claro que estamos presenciando un período de transformación y crecimiento significativos. Las principales tendencias que señalamos no solo resaltan el panorama en constante evolución de nuestra industria, sino que también enfatizan nuestro compromiso con la innovación, la eficiencia y la responsabilidad ambiental.

Las transformaciones que podemos esperar para el almacenamiento en frío de 2024 reflejan una industria dinámica y en evolución. En Emergent Cold LatAm, nos mantenemos a la vanguardia de estos cambios, adaptando nuestras estrategias y operaciones para abordar estos nuevos desafíos y oportunidades. Nuestro compromiso de proporcionar soluciones de almacenamiento refrigerado de alta calidad es inquebrantable a medida que continuamos navegando y dando forma al futuro del almacenamiento refrigerado y la logística en Latinoamérica.

 

* Texto escrito por Rafael Rocha, vicepresidente comercial de Emergent cold LatAm.

Lea también:

Compartir

Categorías

Contenido relacionado

Consentimiento de cookies

Al hacer clic en «Aceptar todo», usted acepta que se almacenen cookies en su dispositivo para mejorar la navegación por el sitio, analizar el uso del mismo y ayudar en nuestros esfuerzos de marketing. Más información